Leche de Magnesia
Revista Arrocha Panamá
Edición Mayo 2013

LA LECHE DE MAGNESIA ¿BUENA PARA LA PIEL?

La leche de magnesia es muy conocida por ser un antiácido y laxante muy eficaz, pero tiene propiedades efectivas para otros usos médicos y cosméticos que en su mayoría se desconocen.
 

La leche de magnesia (Mg (OH)2), también conocida como hidróxido de magnesio, es un remedio tradicional para el malestar o acides estomacal y estreñimiento, y puede conseguirse en tabletas masticables o en forma líquida. Actúa atrayendo agua hacia la luz intestinal proporcionando la formación de masa de heces blandas. Provoca la secreción de colecistoquinina estimulando la movilidad intestinal y secreción de líquido. Adicional a esto, tiene la característica de incrementar el pH en el cuerpo.
Sin embargo, la leche de magnesia ha resultado ser un producto multifuncional que no puede faltar en ningún hogar, ya que es considerada un elemento clave para diferentes industrias como la cosmética y médica.
Usos más frecuentes
Además de actuar como laxante y antiácido, la leche de magnesia es utilizada para la piel por sus múltiples beneficios médicos.
  • Elimina la irritación en la piel, aliviando la comezón y ardor.
  • Calma quemaduras producidas por el sol.
  • Actúa como desodorante para pieles sensibles.
  • Evita la irritación del pañal en bebés.
  • Disminuye el ardor por alergias.
  • Disminuye los efectos negativos de la dermatitis seborreica.
  • Ayuda a cicatrizar y acelerar la curación de ulceras o herpes bucal.
  • Absorbe y disminuye la grasa en la piel del cutis, eliminando el brillo.
  • Actúa como auxiliar en el tratamiento contra el acné.
¿Cómo aplicar la leche de magnesia?
Para los usos médicos anteriormente descritos, la leche de magnesia líquida se aplica como cualquier crema hidratante, siempre después de tomar una ducha. En el caso de utilizarlo en el rostro o las axilas, lo recomendable es aplicarlo con un algodón humedecido con la leche de magnesia.
LA LECHE DE MAGNESIA COMO BASE DE MAQUILLAJE
La leche de magnesia ha ganado popularidad como un método de control para la piel grasa; las personas con este tipo de piel a menudo sufren de deslizamiento del maquillaje. Sin embargo, la leche de magnesia puede utilizarse como cebador o primer debajo de la base para controlar los brotes de grasa, absorbiéndola y protegiendo el maquillaje para que permanezca intacto por horas.
Pasos:
1. Limpia y tonifica tu rostro y deja que seque de forma natural, sin frotar ningún paño.
2. Agita bien el frasco y aplica unas gotas sobre un algodón o esponja cosmética.
3. Aplica sobre la zona T y deja actuar hasta que seque.
4. Retira los residuos blancos con la punta de tus dedos, o si es necesario aplica un poco de agua sin enjuagar.
5. Aplica tu base para maquillaje de rutina y listo.
*Si vas a exponerte al sol, es recomendable aplicarte protector solar antes de la base del maquillaje.
Esta técnica funciona mejor si tienes piel blanca pues la leche de magnesia puede dejar residuos blancos y se nota más en pieles oscuras.. Si se tiene piel morena, aún morena clara, se puede probar el truco pero hay que tener cuidado porque si la magnesia se nota hará que la piel se vea cansada y sin vida.
CONSEJOS Y ADVETENCIAS
  • Puede obstruir los poros.
  • En pieles secas o normales puede causar resequedad, tirantés o irritación.
  • Se debe de usar leche de magnesia sin saborizantes ni colorantes. Los sabores de cereza o menta, por ejemplo, son para uso interno y pueden irritar la piel si se aplican externamente.
  • Experimenta con diferentes cantidades la primera vez que compres el producto para que determines cuál es la cantidad adecuada para tu piel.
  • No usar en combinación con maquillaje mineral porque cambia de color al contacto con la leche de magnesia.
  • Mantén el producto fuera del alcance de los niños.

Joerly Mendonca

Pin It on Pinterest