Controla La Fiebre
Revista Arrocha Panamá

Edición Septiembre 2013


¡CONTROLA LA FIEBRE!

Muchas enfermedades van acompañadas por cambios característicos en la temperatura corporal. La fiebre, es una reacción a estímulos específicos de la enfermedad, la cual varía el punto de consigna del centro de control de la temperatura para apoyar las defensas del cuerpo contra la enfermedad.

La fiebre es el aumento de la temperatura en el cuerpo humano. La temperatura promedio normal es de 37°C (98.6°F), pero durante el día puede variar entre 36.5° (97.7°F) y 37.5° (99.5°F) según la hora y la actividad física. Además, difiere según el lugar donde se toma, por lo que no existe una temperatura normal única. Así mismo, se distingue entre una temperatura del núcleo y la temperatura de la superficie. La temperatura de la superficie se mide sobre, como su palabra lo dice, la superficie de la piel y muestra una mezcla entre la temperatura del cuerpo y la temperatura ambiente. La temperatura del núcleo del cuerpo se mide introduciendo el termómetro en una cavidad corporal y registra la temperatura de la mucosa.
¿Dónde debo tomar la temperatura?
La temperatura rectal es la más confiable, es 0.5° más elevada que la que se obtiene en la boca. Esta medición es exacta y tiene una baja dispersión de los resultados. El intervalo normal es entre 36.2 °C y 37.7 °C. Generalmente, este método es utilizado en bebés y niños pequeños.
En las mujeres, las mediciones de la temperatura vaginal dan una subestimación media de la temperatura de 0,1 ºC a 0,3 ºC en comparación con la toma rectal, y presentan una estabilidad comparable.
La medición oral puede realizarse como medición bucal (en la mejilla) o como medición sublingual (debajo de la lengua), que es la más utilizada. Ambas mediciones son inferiores a la temperatura rectal, siendo preferible la medición sublingual.
Las únicas mediciones de la temperatura de la superficie del cuerpo que se usan en la práctica clínica son en la axila y en la ingle. No obstante, esto solo tiene éxito de una forma. En los adultos, la toma axilar da un valor inferior a la toma rectal en aproximadamente 0,5 º C a 1,5 º C. En los niños estas subestimaciones en comparación con la temperatura rectal son menores.
Los termómetros de oído miden la temperatura del tímpano con un sensor infra-rojo. Los termómetros de oído bien diseñados funcionan con alta precisión sin arrojar resultados dispersos. Un buen diseño en la punta es la base para obtener información correcta en recién nacidos y bebés.
Los termómetros de frente son los menos intrusos, y por lo tanto la manera más cómoda de tomar la temperatura corporal.
¿Cómo tomar la temperatura?
  • La Boca: Coloque la sonda bajo la lengua y cierre la boca. Respire por la nariz y utilice los labios para mantener el termómetro fijo en su lugar. Deje el termómetro en la boca por tres minutos o hasta que se escuche la señal electrónica del dispositivo.
  • El Recto: La temperatura corporal rectal se obtiene introduciendo el termómetro en el recto a través del ano. Lubrique el bulbo del termómetro rectal con vaselina. Coloque a la persona boca abajo en una superficie plana. Separe sus glúteos e introduzca el extremo del bulbo del termómetro un poco más de 1 a 2 cm (1/2 a 1 pulgada) en el canal anal, teniendo cuidado de no introducirlo demasiado. Retire el termómetro después de tres minutos o cuando se escuche la señal electrónica del dispositivo
  • La Axila: Coloque el termómetro en la axila con el brazo presionado contra el cuerpo. Espere 5 minutos antes de leerlo.
  • Oído: La punta del termómetro es colocada en el canal auditivo y los resultados son obtenidos en un segundo. 
  • Frente: Simplemente coloque el termómetro en la frente del paciente y un sensor infra rojo detecta la lectura pico, mientras un segundo sensor toma la temperatura ambiente. La diferencia entre estas dos lecturas es analizada y de acuerdo a la compensación clínica establecida, la lectura de la temperatura corporal es determinada y mostrada en la pantalla.
Otra forma de medir la temperatura es a través de los termómetros de tira plástica, que cambian de color para mostrar la temperatura, pero son el método menos preciso.

  • Coloque la tira en la frente y léala después de un minuto mientras esté puesta allí.
  • También hay disponibles termómetros de tira plástica para la boca.

Joerly Mendonca

Pin It on Pinterest