Revista Arrocha Panamá
Edición Octubre 2015
Sección Belleza

Cómo mantener una piel joven

¡Reaviva tu piel con unos sencillos pasos!

 

El paso del tiempo y otros factores hacen que nuestra piel pierda los nutrientes y propiedades que la hacen lucir joven y tersa. Si quieres saber el secreto para reavivar y rejuvenecer la piel de tu rostro para lucir más bella conoce en este artículo los ingredientes y tratamiento que te ayudarán a lograrlo. 


Lo primero que debes saber es por qué envejece la piel. La piel envejece básicamente por tres factores naturales:


Tiempo

Es inevitable que la edad influya en el envejecimiento de la piel. El paso del tiempo provoca el adelgazamiento de la dermis y epidermis volviendo la piel menos firme, perdiendo su tonicidad.
 
Hormonas

Con la llegada de la menopausia se produce una disminución de estrógenos, colágenos y se pierde la elasticidad de la piel, acentuando los signos del envejecimiento.
 
Medioambiente

El 75% de las arrugas de la piel son ocasionadas por el sol.
Si sumamos a estos factores nuestro ritmo de vida y el estrés diario que afecta desde nuestra salud hasta nuestra piel, nos damos cuenta que tenemos una batalla por delante. Pero no te preocupes, hay muchas cosas que puedes empezar a hacer desde que te levantas hasta el momento en que vamos a dormir.

Tips para reavivar la piel del rostro

·         Descansa.
Cuando no descansamos, se refleja en la piel. Por esto procura dormir al menos 8 horas al día, ¡tu piel te lo agradecerá!
·         Hidrata tu piel.
Para que tengas un aspecto sano, fresco y juvenil es importante que hidrates tu piel a diario. Aplicar una crema hidratante ayudará a restaurar esa barrera hidrolipídica que le brinda protección durante todo el día. Recuerda usar la crema que se adapte a tu tipo de piel.
·         Desmaquíllate y limpia tu piel.
Antes de ir a la cama libera tu piel de las impurezas que acumula durante el día. Al mantener los poros libres de suciedad y toxinas, la piel se oxigena y respira con total facilidad y se evitan los puntos negros.
·         Usa protección solar.
El protector no se debe usar solamente en la playa, en la ciudad también es necesario; utilizarlo es como un seguro de vida para la piel además de evitar la formación de manchas y prevenir la aparición de arrugas.  Aplica diariamente un protector solar en tu rostro antes de maquillarte.
·         Exfóliate.
La exfoliación es necesaria para liberar la piel de las células muertas, además, aporta bienestar y salud tanto a la piel del rostro como a la del cuerpo. Exfolia tu piel con un producto afín a tu tipo de piel una vez a la semana, los peeling en vez de exfoliantes en granos no daña la barra protectora de la piel y no causa daños.
·         Come sano.
Escoge  alimentos balanceados, cuida tu alimentación y bebe mucha agua. Debido a su alto contenido de potasio y magnesio, los plátanos ayudan a regular tu sistema digestivo, que resulta en una piel deslumbrante, así que considera incluirlo en tu dieta.
·         Invierte en belleza.
El cuidado de la piel comienza a los 20 o 25 años. Aun cuando a esta edad no son visibles los signos de la vejez, debes cuidar tu piel para prevenir el envejecimiento y efectos del tiempo. Escoge productos para el cuidado de la piel que se adapten a tu tipo de piel y edad. Para las pieles más jóvenes las cremas humectan más que reparar y las fórmulas varían.

 

Los ingredientes más usados en productos y tratamientos de belleza

Retinoides

La vitamina A y sus derivados ayudan a la disminución de las arrugas superficiales, atenúan las manchas y mejoran la aspereza y la sequedad cutáneas.

Antioxidantes

Son sustancias como la vitamina A, C, E, Zinc, Beta caroteno que captan los radicales libres que dañan las células.

Alfahidroxiácidos (AHA)

Son sustancias naturales que generalmente tienen su origen en las frutas, como el ácido cítrico de la naranja o el ácido málico de la manzana. Estos renuevan la epidermis y preservan la humedad, mejoran las arrugas finas y sirven como exfoliantes para despertar la  luminosidad  epidérmica.
Liposomas

 

Son cápsulas microscópicas que llevan en su interior los ingredientes anti-edad. Poseen una estructura similar a la de las membranas celulares, lo que les permite fusionarse con ellas y liberar en su interior los principios activos que transportan. 

Mascarilla para rejuvenecer el rostro

 

Mezcla una yema o clara de huevo, una taza de jugo de limón colado y unas cucharadas de avena molida creando una mezcla homogénea. Luego unta en el rostro y el cuello. Después de seca retira la mascarilla con agua tibia y al finalizar enjuaga tu rostro con agua fría para cerrar los poros de la piel.

Pin It on Pinterest