No tengo que irme para extrañarte, porque te extraño desde hace mucho.



Cómo has cambiado, cómo han cambiado las cosas entre nosotros, 
cómo extraño tu esencia y todo lo que eras…
Extraño caminarte descalza cuando me protegías y me hacías sentir segura,
extraño cuando me alimentabas con tu tierra fértil, 
extraño tu seguridad, tu alegría y tu fuerza.
Hoy estás sometida, destruida y rendida, 
perdiste la fuerza y te dejaste pisar.

Cómo te extraño Venezuela,

extraño la alegría que se escuchaba entre tus calles,
extraño la luz de tus autopistas nocturnas, 
extraño tus balcones iluminados en navidades que ya no existen,
extraño cuando hablaban bien de ti y me hacías sentir orgullosa de ser tuya.
Extraño lo feliz que era contigo y lo feliz que tú eras conmigo. 

Hoy traigo un despecho enorme, porque me has roto el corazón.

Por ti he sacrificado todo, he perdido todo,
perdí la sonrisa, perdí la fuerza.
Me alejaste de mis amigos, 
me arrebataste los sueños y la felicidad,
me quitaste el futuro que soñaba contigo.
Anhelaba tener hijos contigo y criarlos entre tus playas,
anhelaba llevarlos a recorrer tus montañas,
anhelaba mostrarles lo hermosa que eras,
pero ya de ti no queda nada.

Cómo te extraño Venezuela,

extraño quererte, ya hoy no sé cómo se siente,
extraño sentirte y defenderte.
Te rompieron el corazón y tú has roto el mío,
nos hemos lastimado y ya nada es lo mismo. 

Extraño quién era yo cuando me sentía bien contigo,

extraño a las personas que te han dejado, que se han alejado de ti porque has cambiado.
Extraño cuando tenías algo que ofrecer,
cuando me llenabas de esperanza ante un futuro digno,
extraño ese país de oportunidades que se llamaba como tú, pero que hoy se ha ido.

Extraño vivir sin miedo,

extraño poder curarme en ti, porque ya ni eso me das.
Extraño el tiempo que pasaba con los míos, porque me dejaste sin nada y ahora lo estoy dando todo por construir un mejor futuro, pero ya no será contigo.

Lo único que no extraño es tu cielo, porque es lo único que no has cambiado,

es lo único que me queda de ti y es mi único recuerdo de cuando era feliz.
Aun con el corazón roto, mi único consuelo es ver tu cielo, 
es lo que me recuerda que exististe y que fui feliz contigo.

Pero todo quedó en el pasado porque te has ido y no sé si regresarás,

pero quizás cuando vuelvas, sea yo quien no quiera regresar.

Cómo te extraño Venezuela, y aún no me he ido…


Joerly Mendonca.-


Pin It on Pinterest